Tienda Vallmont

Nuestra tienda online

Secretaría Virtual

Documentos importantes

Calendario

Fechas importantes

Guía de Primeros Auxilios: III Cómo gestionar las rabietas

Cómo gestionar las rabietas infantiles es una cuestión que millones de padres se plantean en algún momento de la vida. Es raro el padre o la madre que se libra de sufrir una rabieta por parte de su hijo o hija.

Los niños son así. No entienden de prioridades, de respeto por los tiempos del otro o el “no” por respuesta. Es un proceso  que deben aprender con cariño, educación y ejemplo diario.

Cuando un niño quiere algo o no entiende una reacción o respuesta de otra persona que le pueda incomodar, es normal que surja la rabieta.

Cómo gestionar las rabietas es cuestión de paciencia, comprensión, cariño y perseverancia.

El problema es que, por lo general, se cruzan dos energías muy dispares: la hiperactiva e incansable energía de un niño, con la de unos padres cansados por el trabajo y agotados por las responsabilidades diarias. El gran error, perder la paciencia y estallar con el pequeño o pequeña.

Si te ves reflejado en lo descrito anteriormente, toma nota de los siguientes consejos que te ofrecemos para sabercómo gestionar las rabietas infantiles:

  • Una rabieta de un niño no puede ser contestada con otra rabieta de los padres. Ni él, ni ellos escucharán, atenderán o empatizarán con el otro.
  • Cuando comience la rabieta, respira hondo y ármate de paciencia. No le grites, no le zarandees, no le regañes. Simplemente deja que llore y patalee.
  • Sólo intervén si ves que va a romper algo o si crees que se puede hacer daño. Evita ese peligro momentáneo y continúa sin prestarle mucha atención.
  • Nunca le alces la voz ni te enfrentes al niño. Mantén la calma.
  • De vez en cuando, mírale a la cara y de forma calmada comunícale que cuando se calme le prestarás atención y hablaréis.
  • Espera calmado a que poco a poco se tranquilice.
  • No cedas a sus demandas. Si lo haces, lo único que estará aprendiendo el menor es que, la próxima vez llorará y gritará de nuevo hasta que le des lo que quiere.
  • Una vez calmado, explícale tus razones con ternura, cariño y comprensión.

Sabemos que gestionar las rabietas infantiles es una prueba dura de superar como padres. Sé perseverante y lo lograrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Extraescolares Vallmont INFO
¡¡Inscripciones abiertas!!
Catálogo de actividades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies